La Parroquia Nuestra Señora de Montserrat de Picanya ha recaudado un total de 4000 euros para financiar un proyecto de ayuda a un orfanato en el país africano de Camerún que acoge a 65 niños sin familias.

 

Como cada año, la Parroquia de Picanya ha trabajado para recoger fondos y ayudar en esta obra social que permitirá la rehabilitación de la Casa Noviciado de las Siervas de la Pasión en el país africano.

 

Entre otros trabajos, la recaudación permitirá la pintura y rehabilitación del Centro Nutricional, que incluye guardería, parvulario y primaria para 65 niños. El proyecto plantea la mejora de las condiciones  de la casa con la finalidad de llevar a cabo su misión y apostolado en Mimbomán, un barrio pobre situado en las afueras de Yaondé.

 

Alfonso Ibáñez, párroco de Picanya, destacó la solidaridad de los miembros de la Parroquia Nuestra Señora de Montserrat: “De nuevo hemos vuelto a demostrar que somos capaces de recaudar fondos para las personas que más lo necesitan. El año pasado conseguimos rehabilitar el mobiliario escolar en un colegio congoleño y seguiremos estando al lado de cualquier persona que lo necesite”.